Relatos cortos

No es no

Había una vez un niño que se llamaba Luis, el era de estatura chica, con problemas mentales, tenía 10 años pero la mentalidad de 7 años. Luis era muy buen amigo, responsable, ordenado y listo para su la edad de su mentalidad. El tenía el pelo liso y rubio, la cara es larga con piel clarita, la nariz picuda y la boca grande.

Luis a pesar del problema seguía para delante como si nada, porque él iba a unas clases especiales para los niños como él.

El niño no quería ir al colegio, porque unos niños ese burlaban de él o le empujaban y a él no le sentía nada bien, casi todos los recreos se llevaba llorando solo en baño, creyendo que nadie le quería. Hasta que un día vio a una niña en el patio llorando y ella le dijo al niño que un grupo de niños le habían levantado la falda y él le respondió que esa pandilla también le hacía lo mismo. Él le preguntó a la niña que como se llamaba y le dijo que se llamaba Sara. Sara era guapa, alta, inteligente, pero tenía un pequeño síndrome que los médicos desconocen. Sara tenía el pelo marrón y liso, unos ojos preciosos azules y chicos, una nariz pequeña y una boca grandes. La tenía 10 años, pero había repetido segundo, asique estuvo en un curso menos que Luis.

Un día estaban Luis y Sara jugando al pasar con la pelota y vinieron la pandilla de los niños malos, que querían quitarle la pelota y los dos se negaron. Un niño de la padilla que estaba en sexto que había repetido dos veces, intento pegar a la niña para quitarle el balón y antes de que le pegara Luis le retiro la mano al niño para que no le pegar a Sara .El niño fue del tirón a llamar a todos los de su pandilla para pegar a Luis.

Sara fue corriendo a llamar a su amigo Juan que era fuerte, alto, con muy buen carácter, listo, guapo, de pelo marrón corto, con ojos marrones, con nariz picuda y boca pequeña. Juan fue a echarle cara a los niños y de ver a él tan fuerte se asustaron y se marcharon corriendo. Juan, Sara y Luis formaron una mini pandilla, pero no para hacer sufrir a la gente si no para ayudar a los niños que le hacen sufrir los niños malos.

A la semana siguiente Juan falto, porque se encontraba muy mal, le dolía la cabeza y tenía bastante fiebre. En el patio los niños se fijaron en la mini pandilla y vieron que no estaba Juan entonces corrieron para hacerles sufrir. Ellos querían levantarle la falda a Sara. Sara gritaba que no, que no, que no, que no, y Luis no, no, basta, no, basta, ya… Pero no se la levanto, porque Luis distrajo a la pandilla mientras Sara corría, para huir. Al día siguiente día llego Juan y Sara y Luis le contaron lo que sucedió ese día y fueron todos a plantarle cara y toda la mini pandilla de Juan, Sara y Luis decían no es no, no es no, no es no, no es no, no es no y muchísimas más veces, hasta que las dos pandillas se fueron.

La pandilla de los niños malos reflexionó durante dos o tres días y decidieron que no deberían hacer sufrir a los demás niños ni los demás niños quieren sufrir y desde ese día la pandilla se disolvió y se fue y ya todos están contentos por esa gran elección.

ESCRITO POR LUNA de 6º

Vacaciones de verano

Hoy por fin llego el día, el día de irnos de vacaciones.

Mi hermana pequeña tiene un año, ella es muy graciosa, comilona, dormilona y lo que más le gusta es jugar. Tiene los ojos marrones el pelo corto y rizado y es muy morena de piel, se llama Marina.

Mis hermanos mellizos se llaman Pablo y María los dos tienen el pelo castaño claro y María tiene los ojos verdes y Pablo marrones. Les encanta jugar.

Yo me llamo Daniela tengo el pelo corto castaño con mechas naturales rubia y lo que más me gusta es jugar y ayudar a mis hermanos, tengo 11 años.

Mis padres se llaman Francisco y María. María mi madre es guapa, joven, buena y cariñosa. Francisco mi padre es alto fuerte y gracioso. Mis padre son los dos policías locales. Mi padre tiene 30 años y mi madre 29 años y esta embarazada de 3 meses.

Nos vamos a Roma (Italia) en avión ahora mismo son las 6:00 de la mañana y nuestro avión sale a las 9:30.

Tenemos todas nuestras maletas abiertas en la entrada, porque mamá está metiendo las ultimas cosas como por ejemplo el cepillo de dientes, el peine. Y papá está revisando que no nos falte nada.

Pablo y María cumplen hoy 4 años y ahora se están vistiendo, yo ya estoy vestida y voy a vestir a Marina.

Hoy le he elegido la ropa yo, un vestido con unas zapatillas, para que este cómoda.

Son las 6:15 y ya salimos a por el coche para dirigirnos al aeropuerto de Jerez, nosotros vivimos en Cádiz.

Nuestro coche es de siete plazas. Mamá conduce, al lado va papá, detrás Pablo y María y detrás nos sentamos Marina y yo. Nos sentamos así para que los mellizos jueguen juntos y para que yo este pendiente de Marina.

Marina iba dormida así que me senté con María y Pablo.

A mitad del camino Marina se despertó, y paramos en una gasolinera para sentarme atrás con ella.

En Roma tenemos un familiar que habla 4 idiomas que son: español italiano alemán y ingles.

Vamos a estar allí una semana y con Luisa la familiar que os contaba 3 días para ver los monumentos mas importantes.

Luisa tiene el pelo corto los ojos marrones es delgada, lista y trabajadora. Ella es enfermera.

Vamos a quedarnos en un hotel ubicado en el centro, tiene piscina, porque en Roma en verano hace mucho calor.

Tenemos dos habitaciones que se unen por una puerta en una vamos a dormir papá, maría y yo y en otra mamá Marina y Pablo.

El primer día osea hoy queremos ir al vaticano, pero antes nos tenemos que cambiar de ropa porque no se puede entrar ni con tirantes ni con pantalones cortos o faldas.

Al día siguiente fuimos a una fuente que dicen que si echas una moneda vuelves a Roma si hachas dos te enamoras de alguien en roma y si hechas tres te casas con quien te has enamorado.

Y funciona porque mi padre hecho una moneda y ha vuelto.

La moneda se debe coger con la mano derecha y tirarla por encima del hombro izquierdo, te debes poner de espalda y tiene que caer en el agua para que funcione.

Todos echamos una moneda así que volveremos a Roma

Varios días después salimos a cenar y vimos unos puestos con anillos, collares, perfumes, bolsos etc, y a María le llamo mucho la atención los anillos y le midió a mamá que se lo comprara, pero ella le dijo que no.

Después de cenar María dice que le dijo a mamá que iba a ver los anillos, pero ella no se entero, y creíamos que estaba perdida pero pensé en los anillos y fui al puesto y allí estaba.

Todo eso paso en tres días y dos estuvimos con Luisa.

Los dos últimos días decidimos estar en la piscina. La piscina tenia toboganes y a María y Pablo le encantaban pero yo me tenia que tirar con ellos.

Ya el ultimo día nos íbamos para Cádiz y el avión salia a las 13:00 lo cual decidimos desayunar muy bien.

Me lo pase muy bien en Roma y ella nos tiene que esperar porque tiramos las monedas.

ESCRITO POR MARTA de 6º

La maravillosa familia

Una niña llamada Ainara, tiene ocho años, nació el doce de Mayo de dos mil diez, sus apellidos son García por parte de padre y Rendón por parte de madre la madre se llamaba Celia, tiene unos abuelos un poco ancianos que se llaman la abuela Pepa y el abuelo Antonio. Ainara tiene un dedo menos en el pie derecho pero eso no es ningún inconveniente para ella.

Ainara tiene el pelo rubio y largo, sus ojos son azules, la nariz es pequeña y su boca es mediana. Ella es alta.

Ainara vive con su madre, porque los padres se separaron, y como la madre trabajaba lo sábados y los domingo, los viernes Celia tiene que llevar a Ainara a casa de sus padres para que cuiden de ella todo el fin de de semana, pero Ainara también tiene que cuidar de sus abuelos, aunque ellos no lo saben porque si no se enfadarían.

Un día la abuela se cayó por las escaleras y su abuelo no podía levantarla, entonces Ainara llamo a Celia, a su trabajo y ella le dijo “hija al lado del teléfono fijo hay un aparato con un botón rojo, si pulsas el botón le explicas lo que le ha pasado a la abuela y el médico te dirá que en un ratito estará allí” ella presiono el botón hizo las indicaciones que le dio su madre Celia , llamaron al timbre Ainara abrió y se vio con mucha gente, aunque ella se preocupo un poco pero dijo bajito para que nadie se enterara “No pasa nada Ainara todo se va a solucionar” el médico levanto a Pepa, la sentó en el sofá y se relajo mucho, el médico se fue porque vio que ya Pepa estaba bien. Cuando llego la madre felicito a Ainara por haber hecho todo lo que hizo, ella también se sintió bien por haber podido ayudar a sus abuelos. Era como si hubieres crecido en un momento ¡se sintió muy feliz!

Cuando Pepa se iba sintiendo mejor decidió celebrarle una fiesta con su hermana que se llama Ana, ha decidido prepararlo con Ana porque ella tiene un campo donde celebrarlo, fueron a comprar todas las cosas para la fiesta, aunque Ana no tenía muchas ganas de fiesta pero lo hacía por su hermana y por Ainara.

A los dos días de preparar los preparativos para la fiesta lo terminaron todo, cuando lo terminaron era un jueves y al siguiente día, el viernes era la fiesta sorpresa para Ainara.

En la fiesta mucha comida, pero cuando llego la protagonista, se emociono mucho, lloro y todo le gusto demasiado.

La madre también llego con una sorpresa y fue, que traía un nuevo novio, se llamaba Tomas y le cayó muy bien a toda la familia, pero le hizo más ilusivo a Ainara. El abuelo por otra parte le hizo otra sorpresa y esa sorpresa era que contrato una orquesta y todos se pusieron a bailar muy contentos.

Al rato vino un personaje de Disney, ese personaje era Mickey Mouse, lo metieron en una caja gigante, dentro de la caja estaba Mickey y un perro muy pequeñito, cuando salió Mickey de la caja con ese cachorrito Ainara se asusto porque no se esperaba que saliera Mickey con ese cachorrito tan bonito, Ainara se emociono por tercera vez en la fiesta, el personaje de Disney también bailo con toda la familia y Ainara le puso de nombre al perro lola porque es un hembra.

Recogieron todo, hasta Mickey ayudo a recoger para que no lo recogiese Ana sola, cada uno se fue para su casa, Pepa se iba muy contenta porque toda su familia se iba contento pero la que más era Ainara.

ESCRITO POR MARCO de 6º

Año 2120

Esta historia comienza en mayo del año 2120 en Nueva York con la empresa “advanced life” que invento un androide para hacer las labores de casa.

Diego es un niño de 12 años con unos ojos grandes de azul claro una nariz pequeña y una boca con unos labios finos y unos dientes perfectos.

Tiene un cuerpo delgado, es de estatura alta para su edad, y unas piernas fuertes (ya que juega al futbol) y con mucho pelo aunque casi siempre va peinado.

Howard es el padre de Diego y no se parece demasiado a él. Es alto ancho de cuerpo tiene unos ojos marrones, una nariz gruesa y unos dientes torcidos.

Trabaja en la empresa “advanced life” y es millonario.

María es la madre de Diego y se parece bastante a él delgada, alta, labios finos etc…

Marcus un androide de “advanced life” es como un humano pero de metal.

Howard que trabaja en “advanced life” compró unos de los primeros androides por 2.000.000 de cibercoins (moneda el futuro)

El androide que compraron era el modelo DSR50, uno de los primeros androides por lo tanto tienen más fallos.

Al androide le llamaron Marcus.

Compraron el androide porque Howard trabaja todo el día y María se lesiono un pie y debe de estar en reposo así que Marcus se encarga de Diego.

Un día Marcus tuvo un error y sintió algo parecido a un sentimiento humano y sintió injusticia, sintió que le trataban como esclavos , así que salió a la calle a pedir justicia pero a los pocos minutos le pillo la policía.

A Howard le multaron porque pensaron que él le dio la orden.

Howard le pidió a Marcus que le explicara lo que había pasado, pero Marcus mintió para seguir su plan de justicia.

Decidió juntar varios androides y pedir justicia pero llego la policía y varios androides salieron heridos.

Marcus harto de la injusticia le contó a Howard lo que pasaba, y Howard al darse cuenta de que los androides tienen sentimientos se lo contó a “advanced life y ningún androide se volvió a tratar mal.

ESCRITO POR BLAS de 6º

LA BROMA

Manuel es un niño alto, delgado, con gafas, ojos azules y pelo castaño. Él es amable y gracioso. Vive en un pueblo de Sevilla (Camas).

Sus amigos son Juan, bajo, pelo rubio y con nariz grande. Él es muy presumido y honesto, y Ana, alta, pelo negro y ojos grandes.

Ellos estaban en el parque, cuando de repente vinieron dos hombres altos vestidos de negros y con gafas. Ellos preguntaron: ¿Queréis chuches? Podéis venir a nuestro camión y coger infinitas. Juan respondió: ¡Claro que sí, me encanta las chuches!

Manuel y Ana sospecharon, porque nadie va por los parques regalando chucherías, así que fueron a observar.

Juan entró en el camión y de repente unos de los hombres cerró la puerta. Se metieron en él y el camión empezó a moverse.

Los niños fueron a casa de Manuel para decírselo a su padre, a lo que él se quedó asombrado. El padre Manuel, llamado José Antonio, contactó con un amigo se sabía rastrear móviles y por suerte Juan llevaba el suyo.

La señal marcaba en el palacio del alcalde. Rápidamente recogieron a Pepe, porque él sabe jaquear las alarmas. Rápidamente entraron al palacio.

Llegaron al cuarto más alto y allí estaba Juan comiendo chucherías y viendo la tele. Juan explicó a sus amigos que todo esto era una broma. Juan había colaborado con todas estas personas. Los amigos preguntaron: ¿Para qué haces esto? A lo que él respondió: ¡Para darme cuenta de que tengo los mejores amigos del mundo! Todos se abrazaron formando una piña.

ESCRITO POR ALEJANDRO de 6º

Un sueño alucinante

Un martes por la tarde en una habitación se encuentra una chica tirada en una cama, está abrazando un un peluche y le está entrando mucho sueño, pero antes de que se duerma entra Alicia su hermana gemela y Ana se despierte, Alicia entró para decirle que si quería jugar a lo que ella contesta.

-Ana: No, gracias tengo mucho sueño quiero dormir.

-Alicia: Vale.

Ana de nuevo intenta dormirse y ahora si se quedo dormida.

Aquí empieza el sueño de Ana en un bosque muy pequeño, allí se encuentra

con: Un hada llamada Aixa, un duende llamado Alberto y otra hada llamada Amanda .

Ana estaba alucinando, no se creía lo que estaba pasando en este instante.

Las hadas llevaron a Ana a las profundidades del bosque allí vivían muchas hadas todas eran familias de Aixa y Amanda.

Aixa le presentó a Ana toda su familia y le explicó como vivían allí.

Las hadas eran seres pequeños que vivían en los árboles concretamente en la corteza. Las hadas tenían un huerto que ellas mismas cuidaban para tener alimentos.

Todas trabajaban y se llevaban muy bien. Ana convivió unos días con las hadas y estaba encantada.

Uno de los días que estaba allí Ana apareció un duende que se había perdido, apareció en el bosque donde vivían las hadas.

El duende se llamaba Alberto, y le contó a las hadas que se había perdido, y que llevaba todo el día buscando el camino de vuelta a su aldea y no sabia como volver. Las hadas le dijeron a Alberto que se podía quedar allí a vivir; él se puso muy contento y le dio las gracias a todos.

La hada Aixa era un hada de color rosa, con alas grandes de purpurina, el pelo largo, ojos castaños y una estatura media.

Era muy simpática y muy bondadosa.

La hada Amanda era un hada de color lila, alas llenas de flores , el pelo corto, ojos claros y muy alta.

Era una chica muy sabia y llana de ideas.

Ana era una chica bajita, con pelo corto ojos verdes y muy divertida.

Era graciosa, amigable y muy lista.

Ana estaba en el huerto con Aixa y de pronto despertó de su sueño, ella creía que lo había vivido de verdad, estaba un poco confusa. Ana le contó a Alicia todo lo que había soñado.

Estuvieron toda la tarde hablando sobre el tema hasta la hora de dormir.

ESCRITO POR LAURA de 6º